Proyecto FADEU

Proyecto FADEU

Concepto

 

Proyectar un nuevo edificio para el campus Lo Contador de la Pontificia Universidad Católica de Chile no solo implica satisfacer las necesidades y requerimientos programáticos de una facultad específica, sino que también, permite pensar en las estructuras físicas que vayan a formar parte de un debate fundamental: la construcción de una institución.

En este diálogo constante reconocemos un norte propuesto por la misma Universidad de ‘incrementar y mostrar permanentemente la relación PUC-sociedad’. Una idea que ha tomado forma construida anteriormente, como el mismo edificio de Casa Central de 1914, que refuerza el eje público de la Alameda o el Plan Maestro para San Joaquín de 1963 de Germán Brandes, caracterizado por una serie de edificios que construyen un espacio público hacia Macul.

El Plan Maestro para el campus Lo Contador considera para el nuevo edificio FADEU – CMPC  un frente norte partiendo por la calle Monseñor Carlos Casanueva y desarrollándose en la calle Los Navegantes. Creemos que definir el carácter de este borde, de estas ‘paredes donadas’ en palabras de Kahn, es clave tanto para la construcción de la institución, el futuro de la facultad y la definición de un barrio. Por otra parte, el nuevo edificio FADEU – CMPC no debe disputar el protagonismo de las piezas fundantes de este contexto particular, sino que más bien reconocer características que mantengan la valoración del conjunto, asumiendo niveles de neutralidad.

Al mismo tiempo se debe proponer un edificio que responda a condiciones de encuentro y potencie los procesos educativos de una Facultad en constante intercambio con la calle, el barrio y la ciudad. Dado lo anterior, creemos que lo que se construya debe poner en jaque su propia visibilidad, responder a su entorno, perder materia, hacerse borroso, tanto por su relación con las piezas interiores del campus como su proyección hacia la calle.

En este entorno específico La Casona es la pieza fundamental, no solo por sus características físicas, sino que también por la manzana que ha configurado y las distintas funciones y piezas que articula en un campus universitario. Estos edificios pre-existentes y sus condiciones físicas determinan los grados de tolerancia con los cuales el nuevo edificio FADEU debe definirse.

Al emplazarse en la esquina norponiente identificamos el plomo del edificio de la Escuela de Diseño como límite propuesto de la estructura del nuevo edificio. Esta operación no solo busca condicionar una continuidad entre ambos hacia la calle Carlos Casanueva, sino que también entrega a la calle el antejardín y sus árboles. Del mismo modo que el edificio de Diseño, el actual edificio de talleres de la Escuela de Arquitectura define el límite poniente del nuevo edificio. A pesar de que el Plan Maestro define una altura máxima que corresponde al edificio de Diseño, proponemos reducir tres metros esa altura hacia Carlos Casanueva, para cuidar la relación que existe con el barrio. Mientras, hacia el interior del campus el límite es marcado por la altura máxima del Plan Maestro para configurar un vacío importante entre los tres edificios.

En términos programáticos el nuevo edificio busca localizar sus programas a partir de los usos existentes en las áreas adyacentes a éste: creemos se pueden re-potenciar ciertos programas y áreas del campus considerando factores de proximidad, infraestructuras pre-existentes, niveles y estratos.

Por ejemplo, a partir de los requerimientos de dotación de estacionamientos en el nivel subterráneo -2, se mantienen los ejes estructurales del edificio de Diseño en el nuevo edificio, haciendo conexiones puntuales. Lo anterior permite un uso eficiente de la grilla estructural y utilizar el actual acceso para automóviles. Al mismo tiempo se configuran dos salones contiguos, con similar modulación y características materiales, habilitados para un uso flexible y continúo. También en el nivel -2, en el área sur de los estacionamientos, consideramos un posible sector de conexión entre el futuro Archivo de Originales ubicado en el nivel -1 y el nivel -2 de la actual biblioteca. Lo anterior permite en el nivel -1 crear una circulación continua alrededor de la biblioteca.

 

Detalle Técnico

Arquitectos: Alberto Moletto y Sebastián Paredes
Colaboradores: Daniel Castro
Ignacio Fache
Rodrigo Alruiz
Matías Alarcon
Ubicación: El Comendador 1916, Providencia, Región Metropolitana
Superficie: 200 m2
Materialidad: Hormigón Armado
Año Proyecto: 2015
 

Colección Fotográfica

 


 

Comments are closed.